El top 10 de los lugares más románticos de París

El ambiente que reina en la ciudad de París es diferente al de cualquier otra capital del mundo, un ambiente en el que la libertad, la ligereza y la falta de preocupaciones invitan a vivir momentos de ensueño dejándose guiar por los impulsos del corazón. Entre ciudades como Venecia, Roma o Nueva York, París siempre ha brillado con luz propia impulsada por la pasión y el entusiasmo que reinan entre los amantes que recorren sus calles. Tumbados cerca de los jardines del Museo de la Vie Romantique, diciéndose palabras de amor arropados por las brillantes luces de la Torre Eiffel o abrazándose cerca del muro de los ‘je t’aime’… Da igual el lugar, porque París está lleno de rincones románticos, así que te animamos a que descubras los 10 rincones más especiales para los enamorados de nuestra ciudad.

1La colina de Montmartre

El barrio de los artistas, de las bailarinas con cancán o de Amelie nunca dejará de ser un escenario ideal para los amantes. La arquitectura del Sacré-Cœur, que recuerda de forma muy vívida a la del Taj Mahal, atrae a un buen número de visitantes de cualquier parte del mundo. Pero lejos de la importancia que tiene la basílica que se alza en su parte superior, toda la colina rebosa orgullo, y es que Montmartre encarna el romanticismo más auténtico de París. Sus estrechas calles están repletas de momentos emocionantes y de vistas a los tejados de pizarra que inundan la ciudad. Este lugar es perfecto para descubrir cómo era la Belle Epoque parisina y cómo brillaban las luces de una ciudad que nunca dejó de ser la capital del amor. Rincones apartados del bullicio de la ciudad, tiendas, restaurantes y cafés apareciendo en cada esquina y una decoración que no ha cambiado en el último siglo hacen que este barrio sea perfecto para los enamorados.

2El muro de los ‘je t’aime’

Muy cerca del barrio de Montmartre, escondido en la tranquila y discreta plaza Jehan Rictus y junto a la parada de metro de Abbesses, se encuentra el muro de los ‘je t’aime’, un monumento hecho como forma de expresión para reconciliar a los pueblos. Pese a que las paredes suelen servir para separar, este muro está hecho para unir y para celebrar el amor y la hermandad. Su superficie le dará la oportunidad de leer la frase ‘te quiero’ escrita unas 311 veces y en unos 250 idiomas diferentes, todo un ejemplo de fraternidad y amor.

3El Pont des Arts y el Pont de l’Archevêché

Una tradición venida de Hungría o quizás de Colonia… pero lo importante no es el lugar de procedencia sino el hecho que ha convertido al Pont des Arts y la Pont de l’Archevêché en un lugar en el que los amantes del todo el mundo se detienen para celebrar su amor de una forma muy original. Para ello basta con hacerse con un candado y colgarlo en algún lugar de estos dos puentes con los nombres o las iniciales de la pareja escritas. Sin embargo, esta tradición ha comenzado a cuestionarse desde hace no mucho, ya que el peso de la cantidad de candados que se colocan en ellos hace peligrar la estructura de las barandillas instaladas para seguridad de los viandantes. Los candados fueron retirados en su totalidad del Pont des Arts aunque a pocos metros de distancia siguen estando presente en el Pont de l’Archevêché, lo que lo convierte en uno de los lugares más mágicos para todos los enamorados que visitan París en cualquier época.

4El jardín del Museo de la Vida Romántica

El Museo de la Vie Romantique, o Museo de la Vida Romantica, cuenta con un espacio que es un auténtico remanso de paz dentro de París: su jardín. Este rincón es perfecto para las parejas que buscan un espacio tranquilo ya sea invierno o verano, ya que su invernadero le permitirá refugiarse incluso cuando comience a llover. Pero si el sol domina el cielo de la ciudad, no hay nada más placentero que recorrer sus senderos o descansar sobre el lecho de hojas caídas de los árboles. El jardín está abierto para todos los visitantes del museo y permite disfrutar de pequeñas mesas en las que tomar un aperitivo en este mismo lugar. A pesar de que este rincón es cada vez más conocido, todavía es posible disfrutar de un lugar en el que sobra el espacio y que, además, invita a detenerse en un marco incomparable para saborear algunas de las delicias que ofrece su pequeño bar.

5Plaza Dauphine

La Plaza Dauphine es uno de los rincones más románticos de todo París. Escondida y completamente rodeada por pequeños edificios llenos de encanto que guardan su secreto a los ojos de la gran mayoría de los visitantes, este lugar es famoso por ser donde vivieron durante 15 años una de las parejas más famosas de la historia de París: Yves Montand y Simone Signoret. Esta plaza es bonita, tranquila y se encuentra muy cerca del Sena y del Pont Neuf. Su arquitectura hace que recuerde a un pequeño pueblo en el que todo el mundo se conoce y reina un ambiente muy entrañable. La intimidad que dan los edificios de alrededor se completa con pequeños restaurantes y terrazas en los que podrá relajarse junto a su pareja disfrutando de una bebida o de algún estupendo plato.

6La plazoleta du Vert Galant

Este rincón de París fue construido en honor de Enrique IV y de las muchas amantes que acompañaron su vida, algo que hace que la plaza sea un sitio idóneo para los amantes más apasionados. La plazoleta du Vert Galant es un lugar lleno de vegetación rodeado completamente por las aguas del Sena, un rincón en el que relajarse y disfrutar del paso tranquilos de las barcas por las aguas del río o de los grandes Bateaux Parisiens. La plaza es uno de los lugares favoritos de los amantes parisinos que buscan la tranquilidad de las aguas y la sombra de sus árboles. En invierno este rincón se convierte en un espacio más tranquilo, aunque sigue siendo muy frecuentado.

7La Torre Eiffel

Desde sus imponentes 324 metros de altura, esta colosal estructura de hierro lleva millares de días contemplando cómo los amantes comparten su pasión en los jardines de los Campos de Marte. Testigo de propuestas de matrimonio, de los primeros besos de unos enamorados y de suaves y apasionados abrazos, la Torre Eiffel es un lugar clave para todas aquellas parejas que ponen sus pies en París. La creación de Gustave Eiffel es ante todo una obra arquitectónica que fascinó y fascina a todo el mundo y un lugar perfecto para contemplar unas vistas panorámicas de toda la ciudad de París. Eso sí, las largas colas para subir hasta su planta más alta hacen que los alrededores de la torre no sean el mejor lugar para las parejas que buscan intimidad. Si esto es lo que se busca, conviene más dar un paso atrás y contemplar la bella silueta de este monumento desde la explanada del Trocadero. También puede encontrar esa tranquilidad sin perder de vista la torre desde la Escuela Militar situada justo al final de los jardines del Campo de Marte. En este rincón encontrará igualmente el conocido como muro de la paz, una construcción de vidrio que se inspira en el conocido Muro de las Lamentaciones de Jerusalén, un espacio que le da la oportunidad de dejar un mensaje en algunos de sus huecos en el que declare su amor. Otra alternativa muy interesante es la de ir a disfrutar de las luces brillando de la Torre Eiffel desde las mismas aguas del cena con un crucero acompañado de cena romántica, una opción en la que la magia está asegurada.

8El Parque Montsouris

Este vasto jardín hecho completamente en estilo inglés está repleto de pequeños caminos de tierra en los que usted y el amor pueden perderse para descubrir rincones llenos de magia e intimidad. En verano, el parque ofrece una fauna y una flora de lo más exuberantes. Las grandes extensiones de césped verde, los serpenteantes y misteriosos senderos de tierra, los enormes árboles centenarios o el lago con sus cuevas y cascadas son los elementos que contribuyen a hacer que este parque sea uno de los lugares más bucólicos de todo París. No tenga dudas si quiere ir a relajarse en los barcos que bordean el parque y que se encuentran cerca del boulevard Jourdan. Desde este lugar descubrirá pequeñas anotaciones hechas por los estudiantes extranjeros que han dejado expresado su amor en diferentes lenguas a lo largo de los años.

9Cementerio de Père Lachaise

Con sus 43 hectáreas, el Père Lachaise es actualmente el espacio verde más grande de todo París y, sin duda alguna, uno de los más bellos. Su arquitectura inspirada en el romanticismo o los más de 4000 árboles, entre los que se incluyen arces, fresnos, cedros o castaños, que ofrecen sombra en cada uno de sus rincones son motivos más que suficientes para ello. Situado en la ladera de la colina que se encuentra dentro del Distrito XX de París, la ‘zona romántica’ del cementerio es el lugar más visitado de este espacio abierto. Por sus callejuelas se agolpan algunas de las tumbas más antiguas de la ciudad en las que descansan grandes personajes del Primer Imperio. La belleza del lugar se debe a una naturaleza exuberante y a la arquitectura de tumbas y capillas. Honoré de Balzac y Oscar Wilde entre otros muchos descansan aquí, algo que explica que el Père Lachaise fascine tanto a los amantes como a aquellos a los que les gusta descubrir espacios donde el secreto y el misterio se unen a la piedra.

10Pasear por las orillas del Sena

El Sena es el escenario perfecto para un íntimo paseo. El Pont des Arts cerca del Louvre y los alrededores de la catedral de Notre-Dame y de la Isla Saint-Louis hacen que las inmediaciones del río sean el lugar favorito para esos paseos románticos difíciles de olvidar. Cuna de toda la ciudad, las orillas del Sena cuentan la historia de muchos amantes y de las aventuras que esta capital ha presenciado durante siglos. Los puentes que llenan todo el recorrido del río por la ciudad de París guardan algunos secretos muy interesantes. Por ejemplo, la tradición manda que los enamorados deben besarse bajo el Pont Marie, el más antiguo de la zona que conecta la isla de Saint-Louis con el ayuntamiento de la ciudad, mientras que se pide un deseo para que se haga realidad. Pasear por las orillas del Sena también ofrece la oportunidad de descubrir antiguas librerías de viejo, especialmente a la derecha del Pont Marie en lugares como Quai du Louvre o al otro lado en Quai de la Tournelle o Quai Voltaire.

París está repleto de actividades y momentos para los amantes. Consulte todas nuestras ofertas de cruceros y los planes más románticos que pueden vivirse en París en San Valentín. También le ofrecemos planes para que haga su declaración de boda en París.
Su sesión caducó, usted será redirigido a la página principal de Come to Paris.